La Fortaleza de San Pedro y San Pablo - fortaleza en el centro de San Petersburgo

Nos gustaría contarles la historia de una de las primeras construcciones de San Petersburgo.
Cada turista que viene a San Petersburgo tiene su propia lista de atracciones que planea visitar y seguramente, la Fortaleza de San Pedro y San Pablo está allí.
¿Vale la pena visitarla? ¿Es una fortaleza de verdad o solo el nombre? ¿Por qué la fortaleza está en el centro de la ciudad y cuál es su historia? A continuación les ofrecemos algunos datos interesantes y, si llegan a leerlos todos, encontrarán algunos travel tips al final.

La fortaleza fue fundada por Pedro el Grande en mayo de 1703 en la pequeña Isla de las Liebres en la orilla norte del río Neva y se considera la primera construcción de San Petersburgo y, por lo tanto, el lugar donde nació la ciudad. Construida en el apogeo de la Guerra del Norte para proteger la nueva capital de un temido contraataque sueco, la fortaleza nunca cumplió su función defensiva prevista.

Se utilizó para diferentes propósitos:
  • como base militar
  • como sede de los departamentos gubernamentales
  • como panteón de la familia imperial rusa e
  • incluso como prisión para presos políticos
Si bien la atracción principal para los visitantes es, sin duda, la Catedral de San Pedro y San Pablo (el panteón de la familia rusa Imperal), hay mucho más que eso dentro de la fortaleza para entretener a los niños y adultos durante un día completo al menos (si necesitan más información, envíen sus preguntas, estaremos encantados de responder).

¿Por qué vale la pena visitarla y qué esperar?

  • La Fortaleza está ubicada en el centro de la ciudad y la aguja dorada de la Catedral de Pedro y Pablo se ve fácilmente desde diferentes partes de la ciudad. Por cierto, el ángel en lo alto de la aguja es uno de los símbolos mundialmente famosos de San Petersburgo.
  • Hay 2 entradas al territorio de la fortaleza a través de 2 puentes (ya que la fortaleza se encuentra en una isla).
  • Todos los días al mediodía se produce un disparo de cañón desde el bastión Naryshkin. Esta es una tradición bastante antigua de San Petersburgo y pueden ser testigos de ella si vienen antes del mediodía.
  • Se disfruta un hermoso panorama del río Neva, así como de algunos puentes y terraplenes centrales que se pueden ver desde uno de los baluartes de la Fortaleza. No se pierdan este lugar para hacer selfies.
  • También son muy populares las fotos con el monumento a Pedro el Grande (muy original y nada parecido al famoso Jinete de Bronce) y una pequeña figura de piedra de la Liebre sentada debajo de uno de los puentes que conducen a la Fortaleza.

Después de la visita a la Fortaleza, pueden seguir explorando la ciudad desde el "agua" y dar un paseo en bote desde el muelle ubicado cerca de la fortaleza o incluso desde el aire; también hay una pista de aterrizaje de helicópteros del territorio de la fortaleza, para disfrutar de las vistas del centro durante el vuelo en helicóptero.

Si prefieren una visita más relajante, siempre pueden descansar en un restaurante en el territorio de la fortaleza con la hermosa vista al río Neva y los terraplenes o pueden quedarse en la playa y ver a la gente local tomando el sol en verano o nadando en plan morsas en invierno.

Si necesitan más detalles para planificar su futura visita, comuníquense con Fremad Rusia DMC. Estaremos encantados de atenderles.